jueves, 16 de agosto de 2012

Este jueves un relato… Calor


Siento las cosquillas del recorrido de las gotitas de sudor resbalando por mi cuello y perderse entre mis pechos, te miro y tu mirada las sigue, absorto en su recorrer silencioso por mi piel. Miro el termómetro de la plaza, 32º, 22:35h, no ha aumentado la temperatura desde los últimos diez minutos, pero mi cuerpo no opina lo mismo, mi corazón se ha disparado, siento sus latidos en mi garganta, me entretengo sin querer en la observación del recorrido de otras gotas de sudor, las tuyas, que a pesar de perderse por tu camisa, las sigo con la imaginación y al darme cuenta que bajo demasiado la mirada la aparto ruborizada y ya la temperatura ha sobrepasado los 50º, ese termómetro está mal, ¿habrá un teléfono de averías para termómetros?, me pregunto intentando distraer mi mente del calor, de tu sudor, de tu cuerpo desnudo a pesar de la ropa…


- Ese termómetro está mal, ¿habrá un teléfono de averías para termómetros?- te oigo decir en ese mismo instante y no puedo evitar soltar una carcajada.

- No sé si habrá un teléfono- te susurro suavemente mientras me acerco a ti y atrapo una gotita de sudor de tu cuello con mi dedo y te la enseño con una sonrisa traviesa- pero dime, ¿no te apetece que probemos a reventar el termómetro antes de llamar a averías?.



Continuadlo vosotros… en la imaginación o soltad los deditos, si alguien se atreve subiré su aportación al minirelato…¿qué queréis?, una es una sirena traviesa y si se me tienta no puedo resistirme, jajajaja, miles de besosssssssssssssss.

Se han animado a contiruar o a participar con sus aportaciones:




No se bien si esto de  mi marinero de agua dulce es una continuación, jaja, pero me ha gustado tanto que lo subo, para eso esta es mi casa, jejeje





suda la sirena bajo las aguas al ver al tritón blandir su tridente, suda el tritón cuando la sirena aparta su melena que oculta sus dones humanos. Hierven las aguas en las profundidades. Pronto borbotones de burbujas se elevaran portando en cada una de ellos, la esencia del deseo en su interior. Al otro lado del mar, mles de bañistas apagan su sed en las aguas del mar, sin ser conscientes que un tsunami de sexo se les avecina







Mi diosa Gatuna, a la que le pedí prestado este trocito de su fantástico relato por ser perfecto para este jugando.



Qué calor esa gota que resbala muy lenta por el escote entre los dos pechos, y qué frío deleitoso, esa otra gota, desprendida de un cubito de hielo, siguiendo el mismo camino.



Mi querido Pepe que nos propone acabarlo con uno de sus haikus… todo un lujo...



Sobre la cama,

el sudoroso rastro

de los amantes

Mi hermanita del alma que lo ha dejado en su blog como jueves, jajaja, es una bruja muy especial…



Te acercas a mí sigiloso, casi sin respirar y te llevas mi dedo a tú boca.

Sin mediar palabra, me coges de la cintura y me besas mientras siento estremecer todo mi ser.

Poco a poco te acercas a mi cuello y lo recorres con tú lengua recogiendo mis gotitas de sudor.

-Cariño- Me susurras con tono travieso. -No vamos a reventar el termómetro, vamos a derretirlo.

En ese mismo instante y sin dejarme mediar palabra, comienzas a besarme como si fueras a comerme, mordisqueando mis labios con ardiente pasión fundiendo tú boca con la mía.

El calor del cuarto es insoportable, pero apenas lo siento, sólo quiero que me hagas el amor, que me poseas, que me devores, que nuestros cuerpos se fundan y se conviertan en uno solo.

Como animales salvajes nos denudamos arrancándonos la ropa y nos dejamos caer en el suelo.

-Cariño- te digo. - Estás ardiendo-

-No amor- me contestas. -Todavía no, pero tranquila, que todo llega-

Con tú lengua comienzas a recorrer todo mi cuerpo hasta llegar a mi sexo deteniéndote en él.

Con una suavidad exquisita, siento como lo lames, lo besas y lo degustas hasta llenarte de mi elixir.

Quiero moverme, pero no me dejas. Tú sonrisa juguetona y traviesa me dice que lo mejor está por llegar.

Me tomas por la cintura y me penetras disfrutando mi cuerpo primero tiernamente y luego aumentando la intensidad hasta hacerme gritar con tus brutales y deseadas embestidas.

Como puedo, tomo las riendas y me pongo encima tuyo. Tocas mis senos y acaricias mi cuerpo con tus manos mientras yo me agito llena de placer....

Nuestro orgasmo no se hace esperar. Primero yo y después tu explosión de placer.

Me miras sonriente y me dices en tono travieso...

-Amor, ya podemos llamar a averías.



Mi querida Cass que nos ha dejado esta prpuesta y me ha dejado muy sorprendida, quien tiene arte está claro que es capaz de cambiar de regitro con esta facilidad…



"Me gusta tanto mirarte, cuando te pones como animal en celo.



Me gustas desnudo vestido de azul, negro, o gris, pero cuando tu camisa blanca se humedece al reclamo de piel... caigo a tus instintos hecha una gacela y galopamos juntos no importa el calor, el frío o la humedad.



La temperatura sube, para depositarnos satisfechos y extenuados de tanto navegar el deseo, a la orilla de una playa donde la brisa fresca acompaña el inicio de ese dejarnos llevar, luego de haber dirigido las riendas de ese caballo desbocado."




El resto de participantes en casa de mi querida Tocaya que es la que ha propuesto tan sugerente tema, Maria José Moreno, mmmm, esto es un juego dentro de otro juego…

28 comentarios:

Carmen Andújar dijo...

Ya me imagino el final, esta calor si que soy capaz de aguantarla, es lo único bueno.
¡Ay picarona! em alegro volverte a encontrar.
Un besito

Mar dijo...

Pues que siga subiendo la temperatura... tiempo habrá para abrir un grifo, llamar a los bomberos o lo que sea preciso ;-)

Saludos!

G a b y* dijo...

Uffff! Quizá sea el frío de este invierno que no termina, que me empuja a provocar cada situación hacia un ámbito de calor. Tú relato da para que me sirva a puro gusto... jejeje! creo que la gotita de sudor ha puesto sal... que luego se hará dulzor y finalmente un menú digno de ser devorado. Genial!
Un besito al vuelo:
Gaby*

(No sé por qué no estaba de seguidora de tu blog... es bello, bello, bello!)

San dijo...

Sirenita traviesa...¿como no va a reventar ese termómetro?. Sugerente, sugerente.
Un abrazo.

Cecy dijo...

Se me ha retirado el frío de esta tarde, siguiendo ese dedo que muestra una gota de sudor, y quien quiere detenerse en el termómetro, cuando un desierto de sed invita a que se beban sin mas...

UN abrazo.

censurasigloXXI dijo...

Pues cuando hay tanto sudor, lo mejor es una ducha. Con estos calores estoy yo poco retozona, chica. :)))

Un beso y un cafelito, compi!

Natàlia Tàrraco dijo...

Sirenita traviesa, me robaste una gota caliente entre pechos, te regalo otra gota de cubito, ya la robaste, ahora que él se la beba.
Coincidimos en el goteo, coincidimos en el nadar espumitas, te las regalo fresquitas.

miralunas dijo...

reventar el termómetro me parece un final justo para tal erótica.
saludos!

Teresa Oteo dijo...

A reventar el termómetro y lo que haga falta, ya llamaremos a averías más tarde jejeje
Te sigo, sirenita que no me tenías de seguidora ...
Besossssssssss

ana dijo...

EL Final sería con el termómetro a cien roto por el suelo, reventado más bien, y por el suelo además, una camisa, un vestido, un sujetador...no hay termómetro que aguante esto. Muy bueno.

Maria Liberona dijo...

me encanto el relato, mira que para aquella temperatura, creo que ya no hay termómetros y solo basta sacarse la ropa y tomar una ducha juntos ja...

Marta C. dijo...

No creo que haya ninguno entre nosotros como para no imaginar ese final de sexo, placer y más sudor. Besos.

Juji dijo...

Sudorosos pensamientos, Susurros... tendría que cambiar mi blog y poner un secció tórrida si escribiese lo que me ha venido en mente jijijijiji
Un besazo.

Susurros de Tinta dijo...

Carmen, esa "calo" es necesaria para la vida, jajaja, yo me alegro de tener un ratillo para compartir con mis jueveros del alma... ehhh y me estoy portando muy bien, tengo a mis deditos casi, casi controlados, bueno, tu sabes, ellos hacen lo que quieren, aisssss
Nu se yo Mar (que bonito nombre tienes por cierto) si eso de llamar a los bomberos bajaría la temperatura, tengo yo un amigo bombero que... deditos!!!, aiggg, que alguien me pase el pegamento!!! jajaja
Gaby!!!, que bonito eso de que la gotita de sudor ha puesto la sal, precioso, me lo guardo en mi baúl de mis tesoros!!!...GENIAL!, ¿y yo lo soy del tuyo?, que ando muy despistada, lo se, lo se, pero a ver si nado más por este mar juevero que me es tan grato...
San, ¿de verdad me lo estás preguntando?, aisssssssss, ¿de Verdad?, pero como se te ocurre, loca, inconsciente!, yo intentando atar mis deditos y tú provocándolos, jajaja, aisss, si es que tengo que ser tuya en cuerpo y alma, jajaja, nuestro encuentro en Cordoba me ha dejado marcada, mmmm, lástima que estés casada, jajajaja, aiggggg, ves???, deditos!!!!
Florecilla, no se puede contigo, desde luego tú si que sabes darme una ducha fría y atar mis deditos, jajaja, por eso te quiero tanto, eres la única que me ayuda a mover mi neurona oxidada y a poner los pies sobre la tierra dejando a mis dedos solo rozando las nubes, jejeje, tengo yo que hacer algo contigo, tengo que enseñarte a nadar por los fondos marinos, mmmm, tendre que vigilarte de cerca, a ver si consigo entrar en tu casa!
Seeeee, esa es mi Diosa Gatuna, sisisisisisi, tú si que entiendes a esta sirena, ehhh, no lo robé, pedí permiso que yo a mi Diosa la respeto como Diosa que es, jajaja, luego voy a tu casita y me lo llevo, va a ser todo un lujazo ponerlo junto a mi relato, jejeje, que me gustan a mi los juegos!!!
Si?, Miralunas, vale, pero mujer no te lo cargues tan pronto, mmmm, veamos, ¿como se revienta un termómetro?, ahí está Imaginación para dictárnoslo...
Tere no nos tenemos?, no?, jajaja, eso hay que solucionarlo, vamos que si!!!
Ana, Ana, y como has llegado a ese final?, mmmm, jajaja, vale, vale, mando a callar a mis deditos, desde luego, ¡a callar preguntones!, aisss, ya los conocerás, es que no puedo con ellos!!!, jajaja
Mi dulce María, ya se como ha acabado la ropa por el suelo, jajaja, al final entre todos haremos la historia?, recuerdas aquellos jugando de Space???, nununu, vale, vale, que hice propósito de enmienda, jajaja, naaaaa, ni loca!!!
Marta eso no lo dudo, lo que no se es porqué nadie le cuenta eso que imagina a esta sirena, tenéis miedo a que me censuren el blog????, jajaja, vale, vale... ssssttttttt.
Juji, porfavor, porfavor, porfavorrrrr, abre esa seción y prometo ser adicta seguidora a ella o ven y cuentamelo aqui bajio, si nadie se va a enterar, en susurros de tinata y caricias de papel, mmmm, de verdad que tanto recatamiento no facilita esto del calor, voy a tener que ir a buscar a mi demonio para que pervierta un poco mi blog, jajaja, aigggg, deditos!!!!, si es que no puedo con ellos, jajajaja
Miles de besossssssssssssssssss

javier dijo...

suda la sirena bajo las aguas al ver al tritón blandir su tridente, suda el tritón cuando la sirena aparta su melena que oculta sus dones humanos. Hierven las aguas en las profundidades. Pronto borbotones de burbujas se elevaran portando en cada una de ellos, la esencia del deseo en su interior. Al otro lado del mar, mles de bañistas apagan su sed en las aguas del mar, sin ser conscientes que un tsunami de sexo se les avecina

Neogéminis dijo...

ummmmmmmm...la verdad es que espero que la historia siga entrelazando esas miras que ya se sienten atraídas...el final...el final que lo escriban entre los dos, que no necesitan ayuda!

Un abrazo!
=)

maria jose Moreno dijo...

Uhhhhhh que recatada te noto ultimamente, yo creia que con este calor el relato sería aún más torrido y este es normalito, vamos, de 50 grados nada más. Esta sirena ya no es lo que era... jajaja
El final ya lo he puesto, quien fuera esa gotas de sudor jajajaja
Gracias por participar.
Un beso

Luis de Burg dijo...

me gusta más tus relatos cuando no necesito usar de mi imaginación para terminarlos..... existe algún teléfono para este tipo de reclamos? porque mi imaginación me dicta que los dos se fueron a dar un baño, cada uno en su propio cuarto, fin de la historia.... :)

rosa_desastre dijo...

Yo creo que todos los finales van a acabar en el mismo sitio (pero somos muy recatados para espiar detras de la puerta)
Gotitas de sudor en la nuca... ni se te ocurra coger el teléfono.
Un besooooooooo

Esilleviana dijo...

En parte estoy de acuerdo con Censurasiglo..., una ducha juntos puede hacer más llevadera las altas temperaturas del termómetro :))

un saludo

Pepe dijo...

Mi bella sirenita, no sabría continuar tu ardiente relato, pero creo que podría terminar con uno de esos haikus que tú me has elogiado:

Sobre la cama,
el sudoroso rastro
de los amantes

Besos y abrazos, también de Toñi que me los encarga expresamente para tí.

Sindel dijo...

Ahhh que traviesa sos!!! Nos dejas el final a la imaginación. Mmm creo que todos pensamos el mismo jajaja
Un abrazo.

Inma Brujis dijo...

Hermanita, yo lo continuo. Te lo dejo aquí y en mi casita. Espero que te guste, bueno,a tí y a todos.jeje.

Te acercas a mí sigiloso, casi sin respirar y te llevas mi dedo a tú boca.
Sin mediar palabra, me coges de la cintura y me besas mientras siento estremecer todo mi ser.
Poco a poco te acercas a mi cuello y lo recorres con tú lengua recogiendo mis gotitas de sudor.
-Cariño- Me susurras con tono travieso. -No vamos a reventar el termómetro, vamos a derretirlo.

En ese mismo instante y sin dejarme mediar palabra, comienzas a besarme como si fueras a comerme, mordisqueando mis labios con ardiente pasión fundiendo tú boca con la mía.
El calor del cuarto es insoportable, pero apenas lo siento, sólo quiero que me hagas el amor, que me poseas, que me devores, que nuestros cuerpos se fundan y se conviertan en uno solo.

Como animales salvajes nos denudamos arrancándonos la ropa y nos dejamos caer en el suelo.
-Cariño- te digo. - Estás ardiendo-
-No amor- me contestas. -Todavía no, pero tranquila, que todo llega-
Con tú lengua comienzas a recorrer todo mi cuerpo hasta llegar a mi sexo deteniéndote en él.
Con una suavidad exquisita, siento como lo lames, lo besas y lo degustas hasta llenarte de mi elixir.
Quiero moverme, pero no me dejas. Tú sonrisa juguetona y traviesa me dice que lo mejor está por llegar.

Me tomas por la cintura y me penetras disfrutando mi cuerpo primero tiernamente y luego aumentando la intensidad hasta hacerme gritar con tus brutales y deseadas embestidas.

Como puedo, tomo las riendas y me pongo encima tuyo. Tocas mis senos y acaricias mi cuerpo con tus manos mientras yo me agito llena de placer....
Nuestro orgasmo no se hace esperar. Primero yo y después tu explosión de placer.
Me miras sonriente y me dices en tono travieso...
-Amor, ya podemos llamar a averías.

casss dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
casss dijo...

"Me gusta tanto mirarte, cuando te pones como animal en celo.

Me gustas desnudo vestido de azul, negro, o gris, pero cuando tu camisa blanca se humedece al reclamo de piel... caigo a tus instintos hecha una gacela y galopamos juntos no importa el calor, el frío o la humedad.

La temperatura sube, para depositarnos satisfechos y extenuados de tanto navegar el deseo, a la orilla de una playa donde la brisa fresca acompaña el inicio de ese dejarnos llevar, luego de haber dirigido las riendas de ese caballo desbocado."

Un fuerte abrazo, sirena!!! Un relato disparador de palabras y finales, para no hablar de las temperaturas...jajaj

P.D. no leí los comentarios, pero veo que Inma lo continuó... de todos modos me lanzo atrevida con lo mío y leo a brujita!!!
Nuestros cuerpos se disfrutan, y poco pueden los metereólogos y los termómetros con eso.

Ceci dijo...

Sugerente propuesta Susus! que revienten los termometros, asi valdrá la pena la molestia del de averías! ja!
Me encantó! divertido y evocador de emociones!
Un abrazo

Susurros de Tinta dijo...

Mira demonio, eso se lo cuentas a otra que tu mente pervertida habrá hecho juegos malabares con las sábanas, jajaja, ya se han encargado los amigos de acabarlo, o participar, jajaja, lo subo, hermanita, eres un peligro!!! y Casss, lo divertido es hacer muchos finales distintos asi que lo subo también, mira que mi tocaya decirme que estoy recatada, yo???, encima que lo hago por ella, jajaja, miles de besossssssssss

Juan Carlos dijo...

Llego a tu jueves con una semana de retraso. Pero llego, conste. Qu uno esto lo hace por placer.
Y placer el que sugieres y ¡rayos! no, no conozco el número de averías para termómetros (muy bueno).
Besos, amiga.